¿Por qué se congela Windows 10?

Windows Sistema Operativo Tutoriales
¿Por qué se congela Windows 10?

El congelamiento de Windows 10 es un problema que muchos usuarios experimentan en algún momento.

Este fenómeno puede ser especialmente frustrante ya que interrumpe el flujo de trabajo y puede llevar a la pérdida de datos.

Sin embargo, entender las causas comunes y las soluciones efectivas puede ayudarte a prevenir y solucionar este problema.

Causas Comunes del Congelamiento de Windows 10

  1. Archivos del Sistema Corruptos:
    • Descripción: Los archivos del sistema operativo pueden corromperse debido a problemas durante las actualizaciones, la instalación de software incompatible o la eliminación accidental de archivos importantes.
    • Solución: Ejecuta el Comprobador de Archivos del Sistema (SFC). Para ello, abre el Símbolo del sistema como administrador, escribe sfc /scannow y presiona Enter. Este comando escaneará y reparará archivos del sistema dañados​.
  2. Controladores Obsoletos:
    • Descripción: Los controladores son programas que permiten que el hardware se comunique con el sistema operativo. Si estos están desactualizados o no son compatibles, pueden causar problemas.
    • Solución: Actualiza los controladores desde el Administrador de dispositivos o utiliza software especializado para la actualización automática de controladores​.
  3. Espacio Insuficiente en el Disco:
    • Descripción: Un disco duro casi lleno puede ralentizar el sistema y causar congelamientos, ya que Windows necesita espacio libre para ejecutar procesos y almacenar archivos temporales.
    • Solución: Usa la herramienta de Limpieza de disco de Windows para eliminar archivos temporales y desinstala programas que no necesitas​​.
  4. Problemas de Hardware:
    • Descripción: Componentes defectuosos como la memoria RAM, el disco duro o incluso el procesador pueden causar congelamientos. Esto es común si el problema aparece repentinamente sin cambios recientes en el software.
    • Solución: Ejecuta diagnósticos de hardware como la prueba de memoria (mdsched.exe) y la comprobación del disco (chkdsk). Considera la posibilidad de reemplazar componentes defectuosos​​.
  5. Software Incompatible o Malicioso:
    • Descripción: Algunos programas pueden no ser totalmente compatibles con Windows 10, causando conflictos que resultan en congelamientos. Además, el malware puede afectar gravemente el rendimiento del sistema.
    • Solución: Desinstala cualquier software reciente que pueda estar causando problemas y realiza un escaneo completo del sistema en busca de malware usando un buen software antivirus​​.
  6. Actualizaciones de Windows:
    • Descripción: A veces, las actualizaciones de Windows pueden solucionar problemas conocidos que causan congelamientos.
    • Solución: Asegúrate de tener las últimas actualizaciones de Windows instaladas. Ve a Configuración > Actualización y seguridad > Windows Update, y verifica si hay actualizaciones pendientes​​.

Soluciones Avanzadas

Si las soluciones básicas no resuelven el problema, aquí tienes algunas opciones avanzadas:

  1. Deshabilitar C-States en BIOS:
    • Descripción: Los estados de energía C-States en la BIOS pueden causar congelamientos en ciertos sistemas.
    • Solución: Entra en la configuración de la BIOS durante el arranque del sistema y deshabilita los C-States​ (Driver Easy)​.
  2. Restaurar el Sistema:
    • Descripción: Si el problema comenzó recientemente, una restauración del sistema a un punto anterior puede resolver el problema.
    • Solución: Ve a Configuración > Actualización y seguridad > Recuperación, y selecciona «Abrir Restaurar sistema».
  3. Reinstalar Windows:
    • Descripción: Como último recurso, reinstalar Windows puede solucionar problemas persistentes.
    • Solución: Asegúrate de respaldar todos tus datos antes de proceder. Luego, puedes realizar una reinstalación limpia usando una unidad USB de arranque con el instalador de Windows.

Conclusión sobre por qué se congela Windows 10

El congelamiento de Windows 10 puede ser causado por una variedad de factores, desde problemas de software hasta fallos de hardware.

A través de un enfoque sistemático y metódico, puedes identificar la causa específica y aplicar la solución adecuada.

Con un poco de paciencia y las herramientas correctas, es posible devolverle a tu computadora la estabilidad que necesita para funcionar sin problemas.

Scroll al inicio