Cómo responder cuando Windows Defender detecta un problema

Cuando Windows Defender, la herramienta de seguridad integrada de Microsoft, detecta una amenaza, te lo informará a través de una notificación en el Centro de actividades de Windows.

Esta notificación generalmente incluirá información básica sobre la amenaza, como su nombre y el tipo de amenaza que representa (como malware, virus, spyware, etc.).

Además, si haces clic en la notificación, Windows Defender abrirá su aplicación de seguridad, donde proporcionará más detalles sobre la amenaza. Aquí podrás ver dónde se encuentra la amenaza en tu sistema y qué acción ha tomado Windows Defender hasta el momento (por ejemplo, si ha puesto la amenaza en cuarentena).

Decidir cómo actuar tras recibir la notificación de amenaza

Dependiendo del tipo de amenaza que se detecte, tienes varias opciones sobre cómo responder:

Eliminar la amenaza

Esta es generalmente la opción recomendada si Windows Defender ha detectado una amenaza grave, como un virus o un troyano. Al seleccionar «Eliminar», Windows Defender intentará eliminar completamente la amenaza de tu sistema. En la mayoría de los casos, esto debería ser suficiente para resolver el problema.

Poner la amenaza en cuarentena

Si no estás seguro de si el archivo detectado es realmente malicioso (por ejemplo, podría ser un falso positivo), puedes optar por poner la amenaza en cuarentena. Al seleccionar «Cuarentena», Windows Defender aislará el archivo en un área segura de tu sistema donde no podrá causar ningún daño. Luego, puedes investigar más a fondo la amenaza y decidir qué hacer con ella.

Permitir la amenaza

Si estás seguro de que el archivo detectado es seguro y que la detección es un falso positivo, puedes optar por permitir la amenaza. Esto excluirá el archivo de futuros escaneos de Windows Defender. Sin embargo, debes tener mucho cuidado al seleccionar esta opción: solo debes permitir una amenaza si estás absolutamente seguro de que el archivo es seguro.

Prevención de amenazas futuras

Una vez que hayas resuelto la amenaza, hay varias cosas que puedes hacer para ayudar a prevenir amenazas futuras. Estos incluyen mantener tu sistema operativo y todas tus aplicaciones actualizadas, evitar abrir archivos adjuntos de correo electrónico no solicitados o hacer clic en enlaces de fuentes desconocidas, y realizar escaneos regulares de seguridad con Windows Defender u otra herramienta de seguridad confiable.

Realizando un análisis posterior

Después de resolver la amenaza inicial, es aconsejable realizar un análisis completo del sistema para asegurarte de que no hay otras amenazas ocultas en tu dispositivo. Asegúrate de actualizar la base de datos de virus de Windows Defender antes de realizar este análisis, ya que Microsoft actualiza regularmente esta base de datos para incluir las últimas amenazas conocidas.

Si el análisis completo detecta más amenazas, sigue los mismos pasos que antes para eliminarlas, ponerlas en cuarentena o permitirlas. Puedes encontrar información adicional sobre las amenazas detectadas en la base de datos de virus de Microsoft o en sitios web de seguridad de terceros confiables.

Recuperación de un ataque

En el caso de que tu dispositivo haya sido gravemente comprometido, podrías necesitar tomar medidas más drásticas. Una opción es realizar una recuperación de sistema o incluso una instalación limpia de Windows. Sin embargo, estas opciones deben ser tu último recurso, ya que implican la eliminación de todos los archivos y programas de tu dispositivo.

Antes de proceder con estas opciones, debes asegurarte de respaldar cualquier archivo importante que quieras conservar. Además, debes tener en cuenta que la recuperación de un sistema o la instalación limpia de Windows requiere cierto nivel de experiencia técnica. Si no te sientes cómodo haciendo esto por ti mismo, puedes buscar la ayuda de un profesional de TI.

Educación en seguridad cibernética

Finalmente, es importante recordar que una gran parte de la seguridad cibernética depende del usuario final. Aunque las herramientas como Windows Defender pueden ofrecer una gran protección, también es fundamental entender cómo se propagan las amenazas y cómo puedes evitarlas.

Educa a ti mismo y a las personas de tu entorno sobre las mejores prácticas de seguridad cibernética. Esto incluye no hacer clic en enlaces sospechosos, no descargar archivos adjuntos de fuentes desconocidas, mantener el sistema operativo y las aplicaciones actualizadas, y utilizar contraseñas fuertes y únicas para todas las cuentas.

Conclusión

En resumen, al recibir una notificación de que Windows Defender ha encontrado una amenaza, no debes entrar en pánico. En cambio, debes tomar medidas decisivas para manejar la amenaza de manera adecuada, luego tomar medidas para prevenir futuras amenazas y, si es necesario, recuperarte de un ataque cibernético.

Con la educación adecuada y el uso correcto de las herramientas de seguridad, puedes proteger tu dispositivo y tus datos de las ciberamenazas.

Scroll al inicio