Cómo saber si mi PC es compatible con Windows 11

Windows 11 es la última versión del sistema operativo de Microsoft, y trae consigo nuevas características, mejoras en el rendimiento y un diseño renovado. Sin embargo, antes de actualizar tu PC, es importante asegurarse de que sea compatible con Windows 11. En este artículo, te guiaremos a través de los requisitos del sistema y cómo verificar si tu PC cumple con ellos.

Requisitos del sistema para Windows 11

Antes de poder instalar Windows 11 en tu PC, debes asegurarte de que cumpla con los requisitos mínimos del sistema establecidos por Microsoft. Estos incluyen:

  1. Procesador: Un procesador compatible de 64 bits con al menos 1 GHz de frecuencia y 2 o más núcleos.
  2. Memoria RAM: Al menos 4 GB de RAM.
  3. Almacenamiento: Al menos 64 GB de espacio libre en disco.
  4. Tarjeta gráfica: Un dispositivo gráfico compatible con DirectX 12 y un controlador WDDM 2.0.
  5. Pantalla: Una pantalla con una resolución mínima de 720p y un tamaño de pantalla diagonal de al menos 9 pulgadas.
  6. Firmware del sistema: UEFI con Secure Boot habilitado.
  7. TPM: Versión 2.0 del Módulo de plataforma segura (TPM).
  8. Conexión a Internet: Una conexión a Internet para realizar la instalación inicial y las actualizaciones.

Cómo verificar la compatibilidad de tu PC con Windows 11

Paso 1: Comprobar las especificaciones del hardware

Para comprobar las especificaciones de tu PC, sigue estos pasos:

  1. Haz clic derecho en el icono de Inicio y selecciona Sistema.
  2. En la sección «Especificaciones del dispositivo», podrás ver información sobre tu procesador, memoria RAM y tarjeta gráfica.
  3. En la sección «Especificaciones de almacenamiento», podrás ver la capacidad total y el espacio libre en tu disco duro.

Paso 2: Verificar el firmware y el TPM

Para verificar el firmware del sistema y la versión del TPM, sigue estos pasos:

  1. Presiona las teclas Windows + X y selecciona Windows PowerShell (administrador).
  2. Escribe Get-ComputerInfo y presiona Enter. Busca las entradas BiosMode y TpmPresent. Asegúrate de que BiosMode muestre «UEFI» y TpmPresent muestre «True».

Paso 3: Usar la herramienta de comprobación de compatibilidad de Microsoft

Microsoft proporciona una herramienta llamada PC Health Check que te permite verificar si tu PC es compatible con Windows 11. Para usarla, sigue estos pasos:

  1. Descarga e instala la herramienta PC Health Check desde el sitio web oficial de Microsoft.
  2. Ejecuta la aplicación y haz clic en Comprobar ahora. La herramienta te informará si tu PC cumple con los requisitos para Windows 11.

Si tu PC no es compatible con Windows 11, la herramienta te proporcionará información sobre qué componentes no cumplen con los requisitos. Es posible que puedas actualizar algunos de estos componentes, como la memoria RAM o el almacenamiento, para hacer que tu PC sea compatible.

¿Qué hacer si tu PC no es compatible con Windows 11?

Si tu PC no cumple con los requisitos mínimos para Windows 11, aún hay algunas opciones disponibles:

  1. Actualizar el hardware: Si tu PC no cumple con algunos de los requisitos, como la memoria RAM o el almacenamiento, puedes considerar actualizar estos componentes para cumplir con los requisitos de Windows 11.
  2. Comprar una nueva PC: Si tu PC es bastante antigua y no cumple con los requisitos mínimos, podría ser el momento de considerar comprar una nueva PC que ya venga con Windows 11 preinstalado.
  3. Continuar usando Windows 10: Si tu PC no es compatible con Windows 11 y no deseas actualizar el hardware o comprar una nueva PC, puedes continuar usando Windows 10. Microsoft ha confirmado que seguirá brindando soporte y actualizaciones de seguridad para Windows 10 hasta el 14 de octubre de 2025.

Conclusión: Verificar la compatibilidad de tu PC con Windows 11

Antes de actualizar a Windows 11, es importante asegurarse de que tu PC sea compatible con el nuevo sistema operativo. Verificar los requisitos del sistema y utilizar la herramienta de comprobación de compatibilidad de Microsoft te ayudará a determinar si tu PC está listo para la actualización. Si tu PC no es compatible, aún puedes considerar actualizar el hardware, comprar una nueva PC o continuar usando Windows 10 hasta que estés listo para realizar el cambio.

Scroll al inicio